lunes, 20 de junio de 2011

Cuidados de los gatos

A continuación exponemos las cosas más importantes que hay que tener en cuenta para tener un gato en casa con buena salud y con sus necesidades cubiertas.
0. Cómo conseguir un gato: Si no estás interesado en ninguna raza específica, te recomendamos acudir a una sociedad protectora de animales, donde tienen multitud de gatos esperando encontrar una familia con la que convivir.
Las ventajas de adoptar un gato pequeñito son que lo puedes acostumbrar desde bien joven a lo que será su vida adulta de forma que es más fácil que se adapte. Los gatos adultos se adaptarán mejor o peor dependiendo de su carácter. Algunos no tendrán ningún problema y otros se adaptarán con dificultad a un nuevo hogar. No obstante, los gatos de las protectoras suelen ser bastante adaptables porque han vivido muchas experiencias y cambios en sus vidas.
Las ventajas de adoptar un gato adulto son que tienen menos tendencia a jugar (y como consecuencia hacen menos destrozos y travesuras por casa) y que puedes saber ya cuál es su carácter (tranquilo, cariñoso, agresivo...) mientras que los gatitos pueden cambiar mucho conforme van creciendo.


1. Alimentación: Los gatos pueden empezar a comer pienso a partir del mes de edad. Deben comer varias veces al día (con mayor frecuencia si son pequeños). El alimento perfecto es pienso seco, especial para su edad y lo ideal es que sea de gama alta, de venta en tiendas especializadas.
Podemos darles de forma esporádica alguna latita para gatos, que les suelen encantar.
No debemos darles leche de vaca: les puede sentar mal y no aporta los nutrientes necesarios. La alimentación con comida casera también puede ser poco adecuada por no ser completa y equilibrada.
Existen piensos específicos para gatos castrados, muy indicados para prevenir exceso de peso y cálculos urinarios.



2. Agua: Deben tener siempre disponible agua limpia y fresca.


3. Arena para sus necesidades: los gatos son muy limpios y utilizarán una bandeja, llena con arena para gatos, para hacer sus necesidades. Deben tener acceso permanente a esta arena y es importante recoger las deposiciones a diario y cambiar la arena cuando esté sucia. No se debe poner la bandeja cerca de la comida o agua de nuestro gato puesto que es posible que deje de usarla. Son realmente pulcros.

4. Malta para gatos: es una pasta que los gatos se comen y ayuda a eliminar los pelos que tragan cuando se acicalan. Es importante darles una pequeña cantidad varias veces por semana. Les encanta.

5. Rascador - uñas: los gatos tienen tendencia a rascar muebles, sofás, etc. con las uñas como una conducta habitual. Para evitar que destrocen muebles, se les debe facilitar un rascador (de fabricación casera o de venta en tiendas de animales). Así, cada vez que rasque con las uñas, lo llevaremos al rascador, hasta que aprenda a hacerlo él solito. Si a nuestro gato le crecen mucho las uñas y no las desgasta, es conveniente cortar la puntita.

6. Higiene del pelo y de la piel: los gatos son muy limpios y, salvo que se ensucien mucho de forma puntual, no es necesario bañarlos. Ellos se acicalan a diario para mantener el pelo limpio. Sin embargo, el cepillado frecuente para retirar los pelos muertos y quitar los nudos es muy importante, incluso en los gatos de pelo corto.


7. Cuidados médicos: Los gatos, aunque vivan permanentemente en casa, deben ser:

  • llevados al veterinario, al menos una vez al año, para ponerles la vacuna (esta visita incluirá, además, una revisión del estado de salud de nuestro gato)
  • desparasitados contra parásitos internos (gusanos intestinales, etc.) cada 3 meses (este procedimiento lo podemos hacer nosotros mismos en casa)

Los parásitos externos (pulgas, garrapatas, etc.) se pueden controlar fácilmente con pipetas o sprays que se ponen una vez al mes.


8. Higiene dental: Los gatos pueden tener problemas de sarro en los dientes o gingivitis y acabar padeciendo enfermedad periodontal. Para evitarlo, el veterinario nos recomendará qué hacer en la revisión anual, pudiéndonos aconsejar una limpieza dental con ultrasonidos.


9. Higiene de oídos: Si nuestro gato tiene tendencia a producir mucha cera de los oídos, existen limpiadores auriculares que se deben aplicar una o dos veces por semana para evitar otitis recurrentes y molestias. Nunca se debe introducir gasas o bastoncillos hacia el interior del oído para limpiarlo.


10. Castración o esterilización: tanto en machos como en hembras se hace prácticamente necesaria. En los machos evita que marquen la casa con orina, evita que se escapen de casa en busca de hembras (muchas veces saltando o cayendo por el balcón o ventana), evita problemas de próstata, evita el sufrimiento por no poder acceder a las hembras, etc. En las hembras evita que tengan el celo (muy molesto en algunas gatas por los maullidos), evita el malestar por no poder acceder a los machos, evita infecciones de útero, quistes ováricos, tumores de mama, etc. En ambos casos es una medida muy importante, también para evitar camadas indeseadas que pueden acabar en la calle, malviviendo.





11. Entretenimientos: Los gatos duermen alrededor de 18 horas al día, aunque no necesariamente seguidas. Cuando están despiertos, sobre todo los jóvenes, son muy juguetones y necesitan estímulos ambientales para estar mentalmente sanos. Los gatos son animales que aceptan bastante bien la falta de compañía, no obstante, es muy importante no dejarlos solos y sin estímulos durante muchas horas. Existen juguetes para gatos con los que se entretienen bastante. También jugarán mucho si tienen un compañero. Si se va a introducir un gato nuevo en casa, es posible que sea mal aceptado. Pregunta al veterinario para que te aconseje cómo hacerlo. Si los gatos conviven desde pequeños, la adaptación es más sencilla.

Haz click aquí para ver cómo hacer juguetes caseros para gatos.

12. Estrés en los gatos:

Al contrario de lo que pueda parecer, es fácil encontrar gatos estresados en las casas modernas. Los gatos son animales territoriales y solitarios, que necesitan tener controlado su espacio y los olores de su espacio para sentirse seguros. Es muy frecuente que un cambio en el entorno del gato (cambio de muebles, pintar la casa, añadir una persona nueva a la familia, añadir un gato a casa, etc) provoque una respuesta de estrés en el gato.

Para prevenir estas respuestas de estrés es importantísimo el aprendizaje del gato durante su infancia: entre las 2 y las 7 semanas de vida. En esta edad el gato debe recibir tantos estímulos como sea posible, para que aprenda a afrontar los cambios y sepa reaccionar correctamente ante una situación estresante.

Las personas que tienen un gato fácilmente estresable en casa sabrán la importancia de este apartado puesto que el estrés en gatos suele provocar problemas serios de salud y de comportamiento: agresividad, se mean en sitios inadecuados, maullan por las noches, lo rascan todo con las uñas, cistitis idiopática e incluso anorexia entre otras cosas.

Por tanto, entre las 2 y las 7 semanas de edad del gatito se recomienda:
-Que pruebe diferentes tipos de comida: texturas, sabores y olores diferentes: piensos, latitas, diferentes tipos de malta, y todo lo que se os ocurra que no sea perjudicial para él.
-Que se realicen pequeños cambios en casa de forma frecuente: cambiar muebles de sitio, aprovechar para pintar la casa, hacer limpiezas a fondo, colgar cuadros, e incluso cambiar de casa con cierta frecuencia.
-Que entre en contacto con la mayor cantidad de personas y animales que sea posible: invitar amigos a casa, niños, ancianos, perros amistosos, etc.
-Que se familiarice con la mayor cantidad de situaciones posibles: dejarlo solo en casa, dejarlo en casa de un amigo que se lo vaya a quedar en vacaciones, celebrar un acontecimiento en casa, etc.
-Que se familiarice con el transportín, con pequeños viajes en coche y con cortos paseos en transportín por la calle.

Todos estos estímulos sirven para hacer un gato adaptado a su entorno y que no sufra grandes consecuencias por el estrés que implican estos cambios en la edad adulta. No obstante, es importantísimo que sean experiencias poco traumáticas para el gatito porque si no, podemos obtener el efecto contrario: aversión a esas situaciones. Entonces los estímulos deben ser siempre muy repetidos en el tiempo y de menos a más, poco a poco y respetando siempre al gatito: no hacerle daño, no atosigarlo, dejar que se esconda, etc.

Si tienes cualquier duda puedes contactar con el Consultorio Veterinario Las Palomas: consultaveterinaria.laspalomas@gmail.com o 636 30 74 96 o escribir un comentario más abajo.

¡Gracias por preocuparte por el bienestar de tus animales!


4 comentarios:

  1. me gusto vastante la entrada :) actualmente tengo una gata por lo que me interesa el tema,pero quisiera saber; como puedo limpiarle las orejas?

    ResponderEliminar
  2. Hola! Muchos gatos producen mucha cera de los oídos. En este caso es muy recomendable utilizar un limpiador. Es un líquido, se pone un chorrito en cada oído y se hace un masaje en la base de las orejas para que se reparta bien por todo el conducto. Cuanto más largo se haga este masaje mejor (unos 5 minutos: óptimo). Este líquido deshace el cerumen y cuando el gato sacude la cabeza va saliendo toda la porquería hacia el exterior. Este procedimiento se puede hacer una vez al día. Cuando los oídos estén limpios, bastará con hacerlo una o dos veces por semana para mantenerlos así.

    Cuidado: si tu gato se rasca mucho las orejas o la zona o si sacude mucho la cabeza es mejor que acudas al veterinario porque podría tener una otitis. En este caso el limpiador no le irá mal, pero no será suficiente. Si la otitis es severa (con rotura de tímpano) entonces tampoco es recomendable poner el limpiador.

    Suerte!

    ResponderEliminar
  3. El limpiador lo suelen vender en tiendas de animales o clínicas veterinarias y no es muy caro.
    Una opción casera, aunque no tan efectiva, es utilizar una dilución de agua oxigenada con agua al 50%.

    Nunca hay que meter bastoncillos, gasas, etc. hacia el interior del oído.

    ResponderEliminar
  4. Hola,buenos dias.
    Mi gata ha tenido bebes hace casi un mes.
    los teniamos en una sala y debimos de dejar la puerta abierta y entró un gato y mato a 1 de los 3.
    Los otros dos estan heridos.
    Los hemos dejado con su madre y les está dando de mamar.
    Tengo 1 pregunta :
    ¿Por que aquel gato los mató? y ¿ Cree que los debería de llevar rapidamente al veterinario?

    ResponderEliminar